Tipos de suelo radiante

El suelo radiante está formado por una red de tuberías que conducen agua caliente

Tipos de suelo radiante

Los principales tipos de suelo radiante que recomendamos en A3i son:

  • Hidráulico

Es el más común. Consiste en circuito de agua formado por una red de tuberías que conducen agua calentada por una caldera de gas, gasoil, fuel o biomasa, entre otros tipos de combustible.

Generalmente la red de tuberías está embebida en una losa de hormigón especial que proporciona alta conductividad y una elevada elasticidad. Además esta losa de hormigón sirve de depósito de energía calorífica.

La superficie del suelo actúa como gran radiador, con lo que las temperaturas no son excesivamente elevadas.

Este sistema es idóneo para sistemas de calefacción, sin refrigeración.

  • Hidráulico radiante y refrescante

Funciona mediante un circuito de agua que recorre el interior del suelo (igual que el hidráulico).

Para conseguir proporcionar frío se utiliza un tubo mayor que el que se utiliza solo para calefacción.

Es necesario instalar una máquina de aerotermia o enfriadora (chiller) para la producción de agua fría.

  • Eléctrico

Funciona mediante placas radiantes flexibles que se colocan debajo de los acabados del suelo que suele ser de tarima o vinílico adaptados a la radiación del calor.

Consiste en una gran resistencia eléctrica dispuesta a modo de malla bajo el suelo

El consumo suele ser elevado por lo que se recomienda contratar las tarifas eléctricas de discriminación horaria que proponen las compañías eléctricas

El sistema eléctrico de suelo radiante tiene algunos inconvenientes entre los que destacan:

  1. El elevado coste de producción de calor pese a tarifas de discriminación horaria
  2. Generalmente hay que realizar una modificación profunda de la instalación eléctrica, ya que se requiere un elevado grado de electrificación, adecuar la instalación a la discriminación horaria y en muchos casos emitir un nuevo CIE (Certificado de Instalación Eléctrico)
  3. La fiabilidad y durabilidad del sistema es inferior al sistema de calefacción por suelo radiante hidráulico. Con el tiempo las resistencias se estropean y dejan de calefactar ciertas zonas.
  4. El nivel de confort es bajo ya que trabaja a alta temperatura.
  5. No suele permitir regular la temperatura de la estancia
  6. El sistema de calefacción de suelo radiante eléctrico solo se recomienda cuando no existe otra opción.

CONTACTA CON NOSOTROS





Acepto las Política de privacidad.

Suelo radiante

El sistema más común de suelo radiante consiste en un circuito formado por una red de tuberías que conducen agua caliente

tuberias_suelo_radiante
tuberias_suelo_radiante
colocacion_suelo_radiante
tubos_suelo_radiante_colocacion